Hechizo para separar parejas

El que os expongo a continuación es un efectivo hechizo para separar parejas, especialmente útil para el caso en el que la persona realizando el hechizo desee estar con una de las personas actualmente emparejada. Dado el poder de este hechizo para separar, se debe emplear con cuidado cuidado y siguiendo con cuidado todas las indicaciones. Se diferencia de otros conjuros de amor y hechizos para separar en que éste involucra el propio deseo de la persona que quiere dividir a la pareja además de los propios problemas ya existentes entre amos.

El poder del hechizo para separar dependerá en gran medida de cómo de poderoso es el deseo de la persona que quiere separar a la pareja, ya que de este sentimiento emana parte del poder de separación.

  Este hechizo para separar conseguirá que la relación se destruya
Este hechizo de separación involucra los siguientes elementos. Cada uno tiene una misión en el hechizo por lo que todos ellos son imprescindibles:

  • Un papel, en el que se deberán escribir a cada lado el nombre de cada miembro de la pareja que se desea romper.
  • Una tijera para realizar de forma física lo que se traducirá al mundo espiritual: la ruptura definitiva de la relación.
  • Pimienta negra: servirá como vehículo mágico que introducirá amargura y resentimiento en la relación a destruir, permitiendo así el hechizo de separación.
  • El fuego, que consumirá de forma definitiva aquellos sentimientos de cariño que permitieron la formación de la relación en un primer lugar, evitando que la pareja se reconcilie jamás.
  • Un recipiente de metal donde se pueda elaborar un pequeño fuego de forma segura y controlada. 

A continuación el hechizo debe realizarse exactamente de la siguiente manera para que sea efectivo en separar la pareja. Es fundamental seguir cada paso con cuidado y siguiendo las normas descritas si se desea que el hechizo para separar funcione. Cualquier error o descuido hará que éste falle.

  1. Se escriben a cada lado de un papel los nombres de ambos miembros de la pareja. El hechizo para separar será más efectivo si se conocen los apellidos de ambos miembros, en cuyo caso también deben escribirse a continuación del nombre.
  2. Se sitúa el papel sobre el recipiente de metal en un lugar que permita hacer fuego de forma segura, sin ningún riesgo de incendio.
  3. A continuación, se vierte una pizca de pimienta negra sobre el papel. Si se vierte sobre el centro del papel, la relación se romperá por mutuo a cuerdo. Si se deposita sobre el nombre de una de las personas, ésta será la que abandone a la otra, invadida de sentamientos de rechazo hacia ella. Puede suceder que tras situar la pimienta en una posición determinada del papel ésta se desplace por sí sola hacia una u otra dirección. Esto suele suceder cuando ya existen fuertes discordias dentro de la relación y la pimienta reflejará con su posición adoptada esos sentimientos. En estos casos el hechizo de separación suele ser especialmente efectivo.
  4. Con la tijera, se corta el papel entre ambos nombres, dejando cada uno a un lado. No es necesario que ambas mitades sean iguales, pero es imprescindible que los nombres queden completamente separados y ninguna letra quede en el lado del papel de la otra persona se se desean destruir por completo los sentimientos existentes. Si el papel se corta por la mitad, ambos miembros encontrarán pareja de nuevo con igual velocidad. Si se deja un lado más grande que el otro, el miembro de la pareja con el trozo más pequeño tardará más en encontrar una nueva pareja y sufrirá más con la ruptura.
  5. Si la persona que realiza el hechizo para separar desea estar con uno de los miembros de la pareja, debe situarse la mitad con el nombre de éste encima del otro. En caso contrario deben dejarse cada uno a un lado del recipiente.
  6. Se prende fuego al contenido del recipiente, de forma que ambos papeles ardan por completo hasta las cenizas. Si arden de una sola vez significa que la pareja se romperá con facilidad. Si es necesario prender los papeles de nuevo significa que la relación es fuerte y la ruptura requerirá algo más de tiempo. 

En cualquier caso los resultados serán visibles en menos de un mes. Es importante saber si alguno de los miembros de la pareja ha realizado un hechizo para dominar sobre el otro. Los hechizos para dominar ofrecen resistencia contra hechizos para separar parejas y harán que la persona víctima del hechizo sea imposible conquistar mediante métodos tradicionales de seducción. En este caso, el hechizo de separación debe realizarse de forma especialmente estricta. Si se desea romper por completo el efecto del hechizo de dominación ha de encontrarse el elemento de atadura sobre el cual se basa este hechizo y destruirse por completo. El elemento de atadura puede ser un lazo, un cinturón o una correa y estará en poder de la persona que realizó el hechizo.

Los hechizos para separar no garantizan por sí mismos que la persona que los realiza conseguirá el amor de alguna de las personas de la pareja. Si se desea conseguir el amor o inculcar el deseo en uno de los miembros debe emplearse un amarre de amor, específico para ese fin. Un amarre de amor poderoso combinado con este hechizo para separar es el arma perfecta para conseguir a esa persona deseada cuyo corazón está ahora ocupado por otra persona.