El conjuro de amor más efectivo

En todos estos años ayudando a mis compañeros y compañeras de viaje, he experimentado con todo tipo de conjuros de amor, hechizos blancos y brujería. Aquellos basados en las antiguas deidades, en las medias y en las más modernas. Incluso aquellos basados en la energía interior del ser humano, ya que como decía el divulgador científico Carl Sagan, no somos al fin y al cabo más que polvo de estrellas.

Si habéis llegado hasta aquí es tal vez porque ya habéis probado algún conjuro de amor, tal vez sin éxito, o bien porque estáis empezando a explorar qué podéis hacer para conseguir ese amor que se escapa de vuestras manos. Sobre conjuros de amor hay mucho escrito y es que en la llamada edad de la información cualquiera pude encontrar un atrio desde el que hablar y ser escuchado. Lamentablemente, esto hace muy difícil distinguir la verdadera información de las habladurías y suposiciones. Al final, lo que habla son los resultados.

Conjuro de amor o amarre

Desde hace ya años el único método que puedo asegurar que funciona es el que ha repopularizado la hechicera medievalista Teresa Hernández y que ni más ni menos, es el antiguo hechizo de amor, el único, el que ya aparece descrito a finales de la Edad Media en obras como La Celestina, el que utilizaban tanto los druidas celtas en los bosques salvajes del norte de Europa como las hechiceras romanas en los lujosos palacios de las cortesanas. El mismo hechizo que Cleopatra usó contra Cesar y Marco Antonio y Salomé con el babilonio Holofernes. La magia conocida desde antes de las primeras civilizaciones, siempre guardada en secreto por los sabios y casi olvidada hoy en día. Pues la magia no se inventa ni se descubre, como si fuese un nuevo motor para un coche. La magia es la misma que siempre ha estado ahí y siempre estará, aun el día en que nosotros no seamos de nuevo más que polvo de estrellas.

La esencia del conjuro de amor se basa en la invocación de los elementos esenciales involucrados en el conjuros, canalizados a través de un ente espiritual superior y un sustrato material. El momento, el lugar y las personas involucradas en el hechizo tienen además influencia en el resultado.

El hechizo de amor que os mostramos es el conjuro del nudo, que involucra todos estos factores.

Conjuro del nudo

  • El mejor momento para hacer este hechizo (y generalmente todos los hechizos de amor) es el viernes. Es el día de Venus, Diosa del Amor. Su color es el verde, así que este es el mejor color para usar. Muchas personas inconscientemente conectan el amor con el color rojo. Por esta razón, debes usar el color que representa el amor para ti.
  • Para el ritual se necesita una cuerda de seda larga. Como escribimos antes, podría tener color verde o rojo. El que elijas depende de cómo lo sientas. La cuerda debe ser bonita, nueva y limpia, porque representa tu deseo. ¡No uses algo que encontraste en un armario! Mejor compra una nueva.
  • Concéntrate bien en lo que quieres. Cálmese en la meditación y luego visualice su deseo. La visualización debe ser positiva, cuán feliz sería su relación, cuán feliz es su convivencia con la pareja. Los pensamientos de tristeza o pensamientos desesperados no pueden entrometerse! Tal estado de ánimo y actitud destruirá todo su esfuerzo y su ritual no funcionará. Los pensamientos negativos y el miedo pueden incluso amplificar lo que no quieres!
  • Luego diga esta fórmula en voz alta y mientras la dice, ate un nudo firmemente a la cuerda:

En el nombre de Erzulia, María Magdalena, Shiva y Venus, deidades del amor, estoy atando el amor de mis sueños a mí. Vivo con [XY] en amor, comprensión y armonía. Agradezco el amor de Dios por la realización y el poder. Que así, yo sea la otra mitad de [XY].

Esta fórmula ha de repetirse seis veces. A continuación, quemar la cuerda en una olla a prueba de fuego. Después de la quema, cuando la ceniza esté fría, entiérrala en un parque o en un bosque, en algún lugar debajo de un árbol bonito y fuerte.

El conjuro tiene efecto durante el siguiente ciclo lunar. Este hechizo de amor ha traído buena fortuna durante siglos a aquellos que lo han usado. Úsalo con prudencia y buenas intenciones.

Conjuro de la fotografía

Muchos de mis amigos me preguntan sobre personas que puedan ayudarles a realizar un amarre o conjuro para el amor en su nombre. Si prefieres ahorrar dinero y realizar tu propia brujería (además de poner tu energía personal en el conjuro, lo cual recomiendan la mayoría de los hechiceros) entonces los hechizos que describimos pueden ser una buena elección. 

Qué tipo de brujería funciona para ti depende de tu actitud sobre todos los demás elementos. Para que los hechizos de amor sean efectivos, es importante que mantengas una actitud positiva hacia la consecución de tus objetivos. Es mejor realizar conjuros para objetivos que consideras realizables. La brujería no funciona como muestran en la televisión, donde los supuestos hechiceros simplemente señalan un objeto y lo derrumban. La magia es simplemente una herramienta que te ayuda a centrar tu propia energía y atención de modo que puedas conseguir tus objetivos.

Si quieres realizar los conjuros de amor descritos pero no tienes alguno de los elementos requeridos puedes considerar reemplazarlo por un elemento similar. Muchos brujos experimentados escriben sus propios conjuros. Si tienes dudas acerca de como hacerlo, puedes buscar información sobre hechizos wicca de amor, como introducción en tu camino en la brujería.

Los elementos del conjuro de amor que os presentó aquí son los siguientes:

  • Una onza (30 gramos aprox) de semillas de Ammi majus, que podéis adquirir de vendedores cualificados en Internet.
  • Alquitrán de hulla: una onza, a ser posible en forma de pastillas.
  • Una fotografía impresa del objeto del conjuro de amor.
  • Una carta escrita a mano detallando por quien realiza el conjuro de amor, detallando sus sentimientos, deseos y la cualidades de la persona amada:
  •  Una bolsa de tela o un calcetín.

A continuación se seguirán los siguientes pasos para la realización del conjuro de amor:

  1. Se deshace el alquitrán de hulla en virutas, aproximadamente del tamaño de una uña.
  2. Se mezcla en un recipiente inflamable (barro o metal) las virutas de alquitrán con las semillas de Ammi Majus.
  3. Se arruga el papel de la carta, se introduce en el recipiente y se mezcla con el contenido, introduciendo la mezcla en los pliegues del papel.
  4. Se escriben los nombres de la persona amada y de la que realiza el amarre en la fotografía (puede emplearse tinta normal de un bolígrafo).
  5. Se sitúa la fotografía, sin arrugar, en el recipiente, encima de la carta arrugada y los otros elementos.

Finalmente se prende a fuego la carta. Se recogen los restos y se introducen en el calcetín. Éste deberá ser conservado junto a la ropa interior de la persona que realiza el conjuro de amor.

Amarre de amor

Muchos me habéis pedido que os transmita un conjuro de amarre de amor para conseguir a una persona que deseáis poseer. Un amarre certero es capaz de hacer surgir sentimientos, pasiones y pulsiones en los corazones de las personas. Un hechizo de amarre se ha de realizar correctamente, a fin de no obtener efectos indeseados o incluso contrarios al los deseados. Es muy importante no seguir consejos de personas cuya actividad mágica no este basada en aquellos trabajos y hechizos que llevan siendo realizados desde los nuestros orígenes.

Como ya sabéis los que me habéis visitado, yo baso mis amarres y conjuros de amor en los antiguos hechizos de alma, descritos ya desde la edad media en obras como la Celestina y en las pocas copias de las ancestrales conjuraciones que no fueron destruidas. Estos hechizos remontan su uso a las primeras civilizaciones humanas, y es muy probable que su origen se encuentre incluso antes de éstas. Se trata de amarres que han acompañado a la humanidad durante toda su historia, hasta que decidimos rechazar la magia y sus poderes.

Es este amarre ancestral el que os describo aquí, también publicado en más detalle, especialmente a lo referido a preparación espiritual previa y al entorno, en la obra maestra de Miguene Gónzalez-Wippler El libro completo de magia, hechizos, y ceremonias, que es imprescindible para aquellos que desean dominar los poderes mágicos.

Algunos de los elementos requeridos son de difícil adquisición hoy en día, debido a su sobre-uso en el pasado y es imprescindible que las cantidades y calidades sean aquellas que os detallo. Es importante que la persona que realiza el hechizo ame y necesite con toda su alma al objeto del hechizo. Es también recomendable que no haya otras personas en la sala salvo la persona realizando el amarre.

La lista de elementos para el amarre es la siguiente:

  • Semillas de Ammi majus (lazo de la Reina Ana): una onza o 28 gramos. Se trata de una planta originaria del valle del Nilo en Egipto cuyas propiedades mágicas han sido explotadas desde antes de cualquier registro histórico. Su uso extensivo ha llevado a que sean difíciles de encontrar en la calidad adecuada. Podéis obtenerlas de vendedores cualificados en Internet.
  • Alquitrán de pino: una onza o 28 gramos. Este compuesto derivado del carbono tiene propiedades carburantes y es uno de los elementos más empleados en la antigua alquimia. Actualmente puede encontrarse en forma natural, para su empleo en conjuros que recrean aquellos empleados por los alquimistas medievales.

Alquitrán de pino natural

  • Una fotografía impresa de la persona amada, lo suficientemente grande para poder escribir su nombre y el de la persona que realiza el hechizo encima.
  • Una carta escrita a mano detallando:
  • Aquello que sentimos por la persona amada.
  • Qué deseamos conseguir con este amarre.
  • Las cualidades que nos hacen amar a esa persona.
  • En que medida estamos dispuestos a entregarnos a la persona amada.
  •  Una bolsa de tela o un calcetín.

La realización del amarre requiere los siguientes pasos:

  1. Se deshace el alquitrán de hulla en virutas, aproximadamente del tamaño de una uña.
  2. Se mezcla en un recipiente inflamable (barro o metal) las virutas de alquitrán con las semillas de Ammi Majus.
  3. Se arruga el papel de la carta, se introduce en el recipiente y se mezcla con el contenido, introduciendo la mezcla en los pliegues del papel.
  4. Se escriben los nombres de la persona amada y de la que realiza el amarre en la fotografía (puede emplearse tinta normal de un bolígrafo).
  5. Se sitúa la fotografía, sin arrugar, en el recipiente, encima de la carta arrugada y los otros elementos.

Ahora, en un lugar sin riesgo de incendio (cocina o baño) se prende fuego al papel de la carta, de forma que tanto la carta como la fotografía ardan por completo. Se espera a que se enfríe (es posible que el alquitrán haya ardido parcialmente), se recogen los elementos restantes y se introducen en el calcetín o en la bolsa de tela. Este elemento ha de conservarse en el cajón con la ropa interior de la persona enamorada.

Realizado correctamente, éste es el conjuro de amarre más poderoso que se conoce. En ocasiones, personas no creyentes en la magia pero desesperadas por amor han acudido a mí solicitando un amarre hacia la persona amada. Tras realizar este conjuro no han podido si no rendirse ante los efectos sobrecogedores de esta magia. No me cabe duda de que os servirá y convertirla vuestro dolor por amor en placer y entrega al ser amado.